• 07/08/2021

Objetivos del Desarrollo Sostenible: ¿Soluciones de fondo o maquillaje para vernos mejor?

Los que somos conscientes de nuestro entorno y nuestra realidad, afortunadamente cada vez más y especialmente jóvenes, sabemos que la posibilidad de una vida humanamente digna para todos los habitantes de nuestro planeta es hoy una utopía. Nuestra actual forma de vida biológica, social y económica es insostenible.


Seguir extrayendo recursos, produciendo, consumiendo y contaminando como lo hacemos hoy es asegurar un destino de autoextinción, muchas veces reflejados en libros y películas ambientados en escenarios futuros que hoy no parecen tan lejanos.


El cambio global (cambio climático incluido), la pérdida acelerada e irreversible de biodiversidad, la eutrofización, son límites planetarios que hemos cruzado, casi sin darnos cuenta, comprometiendo seriamente nuestro presente y futuro. Lo del futuro es más evidente e intuitivo. Pero ¿porqué también nuestro presente? Porque como especie los humanos no hemos demostrado la capacidad de organizarnos en forma cooperativa sino, por el contrario, de manera fuertemente competitiva, luchando por territorios, poder, dinero, privilegios, etc.


Obviaré ejemplos que demuestran mi reciente comentario para enfocarnos en el hecho que, aunque el mundo podría hoy albergar y alimentar razonablemente a sus 7,5 a 8 mil millones de humanos que lo habitamos, 1.500 millones viven bajo la línea de pobreza (Con menos de U$S1,90 por día según la ONU), más de la mitad de ellos subalimentados. Esto se llama inequidad.


Esta enorme “Crisis existencial antropogénica” (creada por nosotros mismos) ha acelerado de tal forma la destrucción de ecosistemas naturales, sociales, éticos y culturales que motivó un movimiento universal mediante el cual 193 países crearon los 17 ODS (Objetivos del Desarrollo Sostenible), adoptados por la ONU para su Agenda 2030.


Reemplazando así la utopía previa de los objetivos del milenio (del año 2.000), cuyo escaso impacto finalizó en 2015.


Frente a este poco esperanzador panorama, que no pretendo suavizar como tampoco dramatizar,


¿Qué hacemos?




  • Informarnos y abrir ojos, oídos, mente, conciencia y espíritu al actual sufrimiento de muchos y al duro futuro de otros muchos, tal vez más cercanos como nuestros hijos o nietos.

  • Entender que esto no lo solucionarán otros (gobiernos, compañías famosas transnacionales, científicos, universidades, organizaciones religiosas, de la sociedad civil, etc. La solución está en la conciencia y el accionar de cada uno de nosotros, potenciada si nos unimos –con este fin- en organizaciones públicas, Privadas (empresas) o de la sociedad civil (más conocidas como ONG.

  • Aprender sobre las herramientas y las formas de trabajar con y por los ODS y sus 149 metas.

  • Difundir y expandir la conciencia de los otros sobre estos problemas y las soluciones planteadas.

  • Hacer todo que esté a nuestro alcance, según nuestras posibilidades, competencias y capacidades para revertir esta tendencia autodestructiva.



Como personas y, sobre todo, como organizaciones, tenemos la opción de hacer algunos cambios menores en nuestros comportamientos ético, sociales o ambientales que nos permitan “maquillar” un poco nuestra imagen frente a nuestros públicos de interés y, en el caso de las empresas por ejemplo seguir concentrados fundamentalmente en el lucro (necesario pero insuficiente a todas luces) o podemos “reinventarnos desde las bases, desde el ADN de nuestras organizaciones, desde el Core de nuestros negocios” lo que en el título de esta nota llamo “soluciones de fondo”.


El maquillaje no alcanza, aunque muchos hayan optado por eso. Debemos seguir a los líderes del cambio profundo o seguiremos con un presente en crisis y un futuro que prefiero no calificar.


Sumate al Diplomado sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible


Ante la urgencia que nos plantea el contexto actual y con el desafío de impulsar la Responsabilidad Social en las Empresas, ONG y Gobiernos, se lanza la segunda edición del Diplomado en herramientas para Implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.


Después del éxito en su primera edición con alumnos desde diversas partes de Latinoamérica representando a todos los sectores, y como iniciativa de la Maestría en Responsabilidad Social y Desarrollo Sostenible de la Universidad Nacional de Cuyo e IARSE, y el apoyo de VALOS, Nuestra Mendoza, AVINA y PLATESUR, se estará comenzando con el dictado del mismo el próximo 19 de Agosto.


Más información e inscripciones en +54 9 2615 11-5159 o en el email: mrsuncuyo@gmail.com


AUTOR: Mg. Osvaldo Roby. Director Académico de la Maestría en Responsabilidad Social y Desarrollo Sostenible de la Universidad Nacional de Cuyo. Cofundador y Director de VALOS y Nuestra Mendoza. Ex Presidente y Voluntario de la Fundación Banco de Alimentos de Mendoza